aguti

Todo sobre el Agutí

El agutí es un pequeño roedor morador de los bosques tropicales de sudamérica central y Argentina.
Este roedor ha desarrollado hasta 12 variantes de su especie debido a su disgregación por diferentes países con entornos climáticos y vegetación distintos. Sin embargo, estas variaciones son pequeñas, siendo los agutíes de un país y otro muy similares.

Para entender mejor a este simpático roedor y conocer el porque de su diversidad veamos su árbol genealógico.

El aguti es un roedor histricomorfo, de la familia Cavioidea. Los Cavioidea son todos animales de Sudamérica. Son miembros de este subgrupo, la Capibara, las Cobayas o las Chinchillas. A su vez, el aguti pertenece a la suborden de los Dasipróctidos. Los Dasiprócticdos son a grosso modo pequeñas variaciones del aguti debidas a su ubicación geográfica. Por ello, encontraremos muchas variantes de aguti (y nombres populares) en función de su localización en países del sur de américa.

Así, en Venezuela es conocido como Picure, Sereque y Guaqueque en Mexico, Guatusa en Costa Rica y Ecuador, Ñeque en Panama. Como ves hay muchos y diversos nombres y mas que nos hemos dejado. Todos aludiendo a la misma especie con ligeras variaciones genéticas.

Que significa Agutí

La palabra dasyprocta signigica “grupa peluda” y proviene de los términos griegos: Dasys peludo y Proktos ano o intestino. Este termino alude a la grupa del animal, por lo que su justa traducción es “parte trasera o grupa peluda”.

La palabra aguti o agouti también alude a una coloración en el pelaje de algunos mamíferos. Se trata de un patrón moteado irregular de tonos marrones y grises. Es el tono de pelo común del ratón y las ratas en estado salvaje y de algunas especies de aguties.
El gen que da esta coloración en el pelaje de los animales recibe precisamente este nombre: «gen agutí»

Especies

Existen 12 especies diferentes de aguti, conozcámoslas:

  • Aguti de Azara (Dasyprocta Azarae) El agutí de Azara fue descubierto por el naturalista español Félix de Azara en 1823. Se encuentra en Argentina, Paraguay y Brazil. La cantidad de miembros actual es desconocida y debido a que, como muchas especies de Agutí es víctima de la caza descontrolada, su subsistencia está altamente en riesgo. En Argentin ha sido catalogada como en peligro de extinción.
    Ñeque de Coiba (Dasyprocta coibae), localizada en Panamá.
  • Agutí de cresta (Dasyprocta cristata) de Surinam.
  • Agutí negro (Dasyprocta fuliginosa) original de Colombia, Ecuador, Noreste de Brasil y Venezuela
  • Picure del Orinoco (Dasyprocta guamara) de Venezuela.
  • Agutí de Kalinowski (Dasyprocta kalinowskii) localizado en Perú.
  • Agutí brasilero, de caderas narajnas o Agutí Rojo (Dasyprocta leporina) Brasil, Guyana y Venezuela.
  • Sereque mexicano (Dasyprocta mexicana) México.
  • Agutí de caderas negras (Dasyprocta prymnolopha) Brasil.
  • Agutí centroamericano (Dasyprocta punctata) Venezuela, Ecuador, Bolivia, Peru y Colombia.
  • Agutí de la isla de Roatan (Dasyprocta ruatanica) en isla de Roatán, Honduras.

¿Dónde vive?

El agutí medio habita entornos selváticos muy húmedos con importante densidad de arboles frutales y fuentes de agua. No obstante se adapta a entornos menos húmedos como las sabanas.

¿Cómo es el Agutí? Características Físicas

No confundir al Aguti con la Paca, pertenecen a grupos familiares diferentes. Además, el aguti es más largo y delgado, pesando sólo una tercera parte de una Paca.

Un espécimen estándar de aguti mide 60 cm y pesa 5kg aproximadamente, un tamaño similar a un gato.

Las hembras tienen una tamaño ligeramente mayor que el macho.

Fisicamente el aguti parece un conejillo de Indias con zancos osc ros desproporcionados y un ligero ramalazo a una ardilla.

Los aguties tienen cuatro pequeños dedos en sus extremidades superiores y solos tres en sus posteriores. Unas pequeñas garras afiladas en forma de pezuña que le ayudan a adherirse fácilmente a el terreno resbaladizo del bosque cuando se desplazan a grandes velocidades.
Sus orejas son cortas, pequeñas y redondeadas.
Tiene una minúscula e inútil cola casi imperceptible. Una bolita pequeña oscura restos de su ascendencia evolutiva pero inefectiva en su entorno. Sus patas son largas en relación a su cuerpo.

Su afinado oido le permite detectar el sonido de los frutos al caer desde arboles alejados para correr de inmediato a por ellos y ponerlos a buen recaudo. El aguti ha desarrollado una predilección por el sonido que emite la fruta al caer desde la copa del árbol al tocar la grava del terreno.

Los aguties tienden a acumular frutos y guarecerlos bajo tierra cuando hay abundancia de fruta madura y en previsión de escasez.

Su sensible olfato les permite rastrear los frutos enterrados para volver a ellos en tiempos de necesidad.

Como todos los roedores en la biología del aguti están presentes un par de incisivos diseñados específicamente para roer elementos duros. Es famoso por ser el único animal de la Amazonia capaz de abrir las sólidas cascara de la nuez brasileña. El esmalte de sus dientes presenta una serie de capas en su entrelazadas formando una superficie tan dura como un diamante, capaz de partir cualquier cáscara. Por tanto, el aguti posee uno de los los incisivos más fuertes del mundo de los roedores.

Así como sus incisivos son una extension práctica de sus «manos» para abrir nueces, sus dientes molares le sirven para triturar y moler los alimentos antes de comerlos.

El pelaje es de color marrón verdosos con algunas excepciones y variaciones parciales en otras especies. Este color le ayuda a camuflarse en el suelo de la selva. Su brillante pelaje esta cubierto de una capa grasa que impermeable a la humedad y abundantes lluvias de las regiones tropicales donde habita.

La alimentación del Agutí

Recolectar los frutos maduros caídos es la practica alimentaria principal del aguti. Secundariamente y en solo en entornos amazónicos su dieta es a base de nueces.
Si la temporada aun no da frutos maduros, puede consumir adicionalmente semillas, raíces, hojas e incluso larvas de insectos.
No obstante, existen diversos estudios que indican la prevalencia de una dieta omnívora por encima del frugívora: Estudio

La mayor parte del día la pasa en busca de comida.
Prolongando su actividad desde la mañana y parte de la tarde. Realizando la ingesta durante bien entrada la tarde.

El aguti come en la misma posición que las ardillas, sentado sobre sus patas traseras, ayudándose de sus patas delanteras como si fueran “manos”.

Esperanza de vida

De 15 a 17 años. En cautiverio la esperanza de vida puede llegar a prolongarse, habiendo alcanzado la edad de hasta 20 años en algunos zoos.

Comportamiento

Vive en pequeños grupos formados por los dos progenitores y sus retoños. Con la llegada de la segunda generación los primeros hijos abandonan la unidad familiar.

En un contexto de amenaza y buscando una mayor seguridad, varias familias pueden convivir en un mismo entorno si sienten que su vida corre peligro.

Como muchos animales de presa son capaces de emitir diversas señales en momentos de alarma. El aguti reproduce un particular sonidos similar a un ladrido, gruñidos y chillidos agudos para declarar su miedo.

Dedica tiempo a acicalarse y despojarse de parásitos. Par ellos emplea sus boca y su patas delanteras que hacen las veces de rastrillo de pelo.

Curiosidades

  • El agouti es un importante dispersador de semillas y el único animal capaz de partir la dura cáscara de la nueces de Brazil.
  • Es costumbre en el aguti, corretear bajo bandadas de monos recogiendo las frutas que estos dejan caer en su desplazamiento por las ramas.
  • El aguti bebé es capaz de correr con apenas una hora de nacimiento, lo que le permite a huir de posibles depredadores. Los jóvenes permanecen junto a sus progenitores hasta que nacen nuevos miembros de la familia.
  • El aguti es un excelente nadador pero no pueden sumergirse bajo el agua.
  • Desde su posición erguida puede llegar a saltar 1.5 metros de alto, contornearse en el aire y dar una voltereta sobre sí antes de caer.

Reproducción

Los aguties son roedores monógamos muy cariñosos entre ellos. Se emparejan con un miembro de por vida y no se abandonan hasta que mueren. Con excepción como ir en busca de alimento y dormir nunca se separan.

El periodo de gestación dura 3 meses. Las camadas constan de 1 a 4 miembros. Las crias nacen ya con su pelaje característico y a la hora de comer pueden alimentarse por sí mismo. No obstante, deben someterse a la lactancia durante 5 meses. Típicamente tienen dos camadas por año.

Algunas especies de aguti como el brasileño, impregnan de orina a su futuro compañero en señal de cortejo.

Los retoños se guarecen en madrigueras y refugios que construye la hambre en medio de raíces de arboles o montículos construidos a partir de escombros vegetales.

Contribución a la ecología

Los agutíes frecuentan la mayoría de bosques tropicales de Sudamérica y Centroamérica. Su relevancia para el equilibrio medioambiental en estas regiones comprende tres factores:
Como especies de presa (los ocelotes se alimentan de aguties 🙁 )
Alimentándose de semillas. Regulando la invasión de unas especies vegetales sobre otras.
Como dispersores de semillas. Su labor en esta última es de especial importancia para la supervivencia de muchas especies de arboles.
La labor de “agricultor” del aguti engloba muchos tipos de semillas. Pero especialmente las del fruto del Astrocaryum, un tipo de palmera predominante en los bosques tropicales de Sudamérica.
Se dedica a acumular estos frutos para tener que comer en las estaciones más frías y húmedas. Cuando el bosque no provee de tantas semillas.
Entierra muchas nueces en puntos diferentes de su entorno a lo largo del bosque. Como es de esperar, olvida donde ha puesto muchas de ellas y no se las llega a comer. Los frutos olvidados y dispersos serán los simientes de nueva vegetación. La propagación por el bosque del astrocaryum y otras especies arbóreas es garantizada gracias a la actividad dispersora del aguti.

Si quieres saber si el motivos de esta actividad agricultora del aguti es aleatorio o responde a algún interés, este grupo de científicos llevó a cabo un interesante investigación: https://esajournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/ecs2.2551

Aguti Brasileño

El aguti Brasileño juega un papel trascendental en el mantenimiento y la conservación de los arboles de nueces de brasil y por extension de los humanos que dependen de estos para su economía. Y es que la nuez de brasil es un importante producto en la economía de muchos países de Sudamérica (Bolivia, Brasil, Guyana, Pero Colombia y Venezuela). El aguti es el único animal que permite la dispersión natural de estos arboles ya que sólo él es capaz de extraer la semilla de la cáscara para permitir la germinación de nuevos árboles. Por tanto, la preservación del aguti es fundamental. La disminución de la población de aguties tendría graves efectos económicos y medioambientales.

Peligro de extinción

Actualmente, no existe un preocupación consensuada por la extinción de los aguties. Salvo en Argentina y en algunas poblaciones como en la isla de Ruatan en Honduras (Dasyporact ruatanica) donde son objeto de la caza furtiva humana para alimentación, no están catalogados como especie en peligro de extinción. Si la caza se descontrola y se daña su habitat natural, comenzará a haber problemas para que sobrevivir como especie.

Domesticación

Existen criaderos de aguties en diversos países de latino américa, resultando fácil su domesticación.

La cria es una alternativa en poblaciones donde su supervivencia está en riesgo, para disminuir la presión sobre los especímenes en estado salvaje.